Opinión

Voto Exterior

Fausto Giraldo

Mas dudas que certezas genera el Consejo Nacional Electoral en su decisión de declarar nulo el sufragio en las circunscripciones en el exterior: 1)Europa, Asia y Oceanía, 2) Estados Unidos y Canadá, 3) Latinoamerica, luego que se habría producido un supuesto “hackeo” del sistema informático que permitía sufragar telemáticamente a quienes se registraron para poder ejercer su derecho al voto; esta resolución genera varias interrogantes.

Por un lado: ¿Por qué el 20 de agosto en que, mediante rueda de prensa, la presidenta del organismo electoral solo informó sobre el supuesto hackeo del sistema informático y no se resolvió suspender el sufragio en estas jurisdicciones? Esta decisión habría sido aceptable y pudo haber justificado una convocatoria para volver a las urnas en estas circunscripciones.

Por otro lado, el Consejo Nacional Electoral fundamenta la resolución de anular el sufragio en el exterior basados en el artículo 143, numeral 3), que establece: “Si se comprobare suplantación, alteración o falsificación del registro electoral, o de las actas de instalación o escrutinio”.

Primero, no cabe interpretación de este artículo, por el organismo electoral, ya que según el numeral 6 del artículo 120, de la Constitución la Asamblea Nacional tiene entre otras atribuciones y deberes: expedir, codificar, reformar y derogar las leyes, e interpretarlas con carácter generalmente obligatorio.

Segundo, no se ha demostrado suplantación, alteración o falsificación del registro electoral, peor aun de actas de instalación o escrutinio.

Tercero, lo que existió es un supuesto hackeo del sistema informático del voto telemático, digo supuesto en razón de que se debe realizar una investigación que genere un informe técnico y permita, más que repetir el sufragio, corregir los errores en futuros procesos electorales siendo el actual un hecho consumado.

En el supuesto de la existencia del hackeo, siendo que es un problema fundamentalmente tecnológico que ocasiona hoy la anulación del voto en el exterior, bien se podría preguntar: ¿Por qué entonces en el 2017, durante el escrutinio cuando se produce el “apagón” y posterior falla del sistema, no se anuló el proceso, considerando que también constituía un problema de orden técnico?.

Otro aspecto que motiva el presente análisis es: ¿el organismo electoral tiene la facultad de (subrayo) reformar el reglamento de elecciones en la parte pertinente a la modalidad del sufragio en el exterior, pasando de ser telemático a presencial?, si se ha mencionado que las elecciones inician con la convocatoria y finalizan con la proclamación de resultados aplicando las normas determinadas previamente y que rigen para todo el proceso de forma integral.

En este sentido es pertinente identificar si el CNE esta o no valorando el voto ejercido por los ecuatorianos en el exterior durante la primera vuelta, pues en el padrón del exterior había 409.250 habilitados para sufragar. Ellos debían inscribirse antes de votar telemáticamente y hasta las 15:45 del domingo 20 de agosto del 2023 solo 121.594 lo habían hecho, quienes no se registraron no podían sufragar, lo que no implicaba que se haya negado su derecho a elegir, pues era una obligación cívica cumplir con las normas pre establecidas para el efecto.

Al resolver que en esta nueva convocatoria, el sufragio sea de forma presencial, los ecuatorianos en el exterior deberán acudir a las urnas que se instalaran en las embajadas o consulados, tómese en cuenta que no en todas las localidades de residencia existen estas dependencias y por tanto la distancia y tiempo de viaje podría constituir un obstáculo para que esto suceda, por ello es que el mismo Código de la Democracia prevé que el organismo electoral implemente los mecanismos del voto postal y telemático a fin de ampliar la concurrencia y participación de los votantes. Al parecer existe más bien una resolución regresiva y disminuye este acceso al derecho de elegir.

¿En que fecha se realizaría esta elección que incluye binomio presidencial, asambleístas nacionales y representantes de ecuatorianos residentes en el exterior según la circunscripción respectiva? La Presidenta se ha pronunciado que podría ser durante la segunda vuelta electoral, sin embargo, aquí surge una nueva duda: ¿De ser en la segunda vuelta esta nueva convocatoria, implicaría que los votantes sufragarían dos veces para cada una de las dignidades?, pues no se podría anular de forma parcial una elección en razón de una misma causa, pues el hackeo se presentó en el sistema que contemplaba el voto por todas ellas.

De un lado están las implicaciones jurídicas que deberán ser resueltas por los organismos pertinentes, entre ellos el Tribunal Contencioso Electoral; por otro lado, se encuentran las políticas y administrativas.

A mi juicio las implicaciones políticas, pueden ser, la afectación del derecho a la participación en igualdad de oportunidades, pues, al existir ya resultados de elección presidencial, por un lado, quienes pasan a la segunda vuelta se constituirían en incidencia de voto y por tanto los sufragantes podrían apoyar a uno de los que pasan al balotaje, tómese en cuenta que Daniel Noboa no tiene candidatos a asambleístas en el exterior y, las restantes organizaciones políticas que si tienen inscritas candidaturas, se verán disminuidas, pues lamentablemente aún existe el ejercicio equivocado de este derecho bajo la estrategia del “arrastre”, lo que generaría variación respecto a la representación parlamentaria, sobre todo, en las organizaciones Construye que obtuvo al parecer 3 asambleístas del exterior y sociedad patriótica que podría perder el único asambleísta nacional obtenido.

Otro aspecto en este sentido es que en las elecciones presidenciales del 2021, Guillermo Lasso, ganó con el 52,36% de los votos contra Andrés Arauz, quien obtuvo el 47,64%, pues el aumento de la base de votantes en el exterior en relación voto telemático que fue de 121.594, al presencial que son 409.250, implica un interés que la organización política de la Revolución Ciudadana (ex Alianza País) tendría a fin de acortar porcentualmente entre 1 o 2 puntos la distancia de votos con Daniel Noboa y a su vez obtener mayor número de asambleístas, tanto del exterior como el nacional que se pondría en disputa.

En lo administrativo, aumenta el presupuesto que en principio fue de 79 millones de dólares que seguro serán unos cuantos millones más para la organización logística. Adicionalmente la Contraloría General del Estado deberá realizar un examen especial a las contrataciones realizadas en razón del voto telemático y que se menciona superaría los 800 mil dólares a fin de determinar si existe perjuicio al Estado por este concepto.

Queda en evidencia el hecho de que no se requiere solo la renovación parcial del organismo electoral sino el cambio de todos los consejeros, han demostrado incapacidad política y de gestión en dirigir las riendas de este denominado “poder”.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba