ActualidadNacional

¿Se desmorona el correísmo?: Asambleístas abandonan el barco en medio de polémicas y acusaciones

Ya van tres asambleítas que dejan las filas de la Revolución Ciudadana. El partido político del sentenciado expresidente Rafael Correa se declaró en oposición en la Legislatura.

En medio de una serie de controversias y desacuerdos internos, la bancada de la Revolución Ciudadana (RC5) en la Asamblea Nacional ha experimentado una significativa disminución en su representación legislativa. En un lapso de pocas horas, tres destacados asambleístas han anunciado su renuncia al movimiento del expresidente Rafael Correa.

El primero en dar el paso al costado fue Xavier Jurado, representante por la provincia de Guayas, quien presentó su dimisión de manera irrevocable. Jurado, quien previamente había mostrado discrepancias con las decisiones del bloque, citó «motivos personales» como la razón detrás de su renuncia, aunque previamente su voto a favor de la Ley para el Fortalecimiento de las Actividades Turísticas y Fomento del Empleo marcó un quiebre con la línea partidista.

Poco después, Milton Aguas, asambleísta por Galápagos, siguió los pasos de Jurado al separarse de la bancada de la RC5. Aguas hizo pública su decisión, señaló que una denuncia presentada en su contra ante el Consejo de Disciplina y Ética de la RC5, sumado a discrepancias con las decisiones internas en su provincia, lo llevaron a tomar esta determinación.

Finalmente, Henry Bósquez, representante por la Provincia de Bolívar, completó la lista de renunciantes, sumando un golpe más a la ya disminuida fuerza parlamentaria de la RC5. Este éxodo de legisladores sigue a la renuncia previa de Ferdinan Álvarez, quien como se recordará libró una confrontación directa con el sentenciado exvicepresidente Jorge Glas.

Dirigencia

Estas dimisiones han generado un intenso debate dentro del movimiento, con la presidenta de la RC5, Luisa González. En un comunicado, a través de la red social “X”, González destacó la importancia de mantener la cohesión y la unidad dentro del movimiento, subrayando que «sobran las excusas cuando faltan los principios, los valores y la lealtad al pueblo que dio el voto por un proyecto de patria que es la Revolución Ciudadana».

La Revolución Ciudadana, que al inicio de este periodo legislativo contaba con una amplia mayoría de 52 asambleístas, se ve ahora reducida a tan solo 48 miembros en la Asamblea Nacional. Este acontecimiento evidencia las tensiones internas y los desafíos de liderazgo que enfrenta la Revolución Ciudadana en un momento crucial de la política ecuatoriana.

Botón volver arriba