ActualidadLocal

Procesadora de lácteos clausurada

Las condiciones en las que trabajaban no eran las adecuadas.

La revisión fue minuciosa. Y los hallazgos empezaron a ser evidentes. Al final Agrocalidad y la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), clausuraron la planta de elaboración de derivados lácteos.

La fábrica está ubicada en la provincia del Carchi. Hasta ahí llegó el personal en un operativo del que salieron inconformes con la forma en la que se realizaba el trabajo en este lugar.

Este tipo de medidas obedece a un proceso de control que se realiza con la finalidad de garantizar que lugares como estos, realicen un procesamiento óptimo, pues se trata de alimentos de consumo humano.

Cada institución revisó en el establecimiento que cumpla con la normativa competente para brindar un producto de calidad y por lo tanto sea apto para el consumo humano. Ahí es donde sacaron malas notas.

Sanciones

“Arcsa procedió a realizar la clausura del lugar luego de que los técnicos encontraran condiciones sanitarias inadecuadas, así como el permiso de funcionamiento caducado, productos sin Notificación Sanitaria, equipos y utensilios en mal estado y tampoco presentaron registro del análisis de calidad de la materia prima ni del producto terminado, lo que perjudican la inocuidad de la elaboración de los derivados lácteos”, explica la entidad en un comunicado de prensa.

Esto tiene su sanción. De acuerdo a la Ley Orgánica de Salud en su artículo 146, literal e, menciona: “En materia de alimentos se prohíbe: el proceso y manipulación en condiciones no higiénicas”. De ahí viene la sanción, basada en el artículo 248 de la misma Ley: “Será sancionado con multa de diez salarios básicos unificados, decomiso y clausura temporal o definitiva del establecimiento correspondiente…”.

Al momento, la Coordinación Zonal 1 de Arcsa iniciará el proceso administrativo correspondiente hacia el establecimiento, el mismo que deberá subsanar los hallazgos encontrados y cumplir con la normativa sanitaria para brindar a la ciudadanía un producto seguro para el consumo.

Botón volver arriba