ActualidadNacional

Mujer que obligaba a mendigar a sus hijos está embarazada otra vez

Está acusada del presunto delito de trata de personas con fines de explotación laboral, trabajo infantil y mendicidad.

La mujer está acusada del presunto delito de trata de personas con fines de explotación laboral, trabajo infantil y de mendicidad.

María Quela es psicóloga y afirma que el caso de mendicidad en las calles, avenidas y espacios públicos de Ibarra ha sobrepasado límite. La profesional de 35 años considera que desde los gobiernos locales y Nacional, no han usado estrategias efectivas. “Impulsan campañas para que la gente no dé caridad a estas personas, pero no busca alternativas para sacarlos de la miseria”, afirma.

Aborda el tema a propósito de lo ocurrido en Guayaquil, donde una mujer enfrenta cargos por trata de personas con fines de explotación laboral, trabajo infantil y mendicidad y podría enfrentar una condena de 19 a 122 años de reclusión. El hecho copó las redes sociales a lo largo de la última semana, pues las víctimas son sus hijos.

Este era un caso al que le seguía la pista la Policía. Incluso ya habían actuado. La mujer fue llevada a la Junta Protectora de Derechos con ocho niños, a quienes supuestamente usaba en estas tareas que violentan sus derechos.

Como las cosas no cambiaron, por el contrario, empeoraron. De ahí que personal de La Dirección Nacional de Policía Especializada para niños y adolescentes (Dina pen), allanó la vivienda donde se alojaban, ubicada en Monte Sinaí. Dos bebés, cuadro niños y dos adolescentes fueron recuperados e ingresados a una casa de acogida.

Durante el allanamiento, los gendarmes evidenciaron una completa insalubridad en el inmueble. Pero la mayor sorpresa es que María Eugeni S.A., progenitora de las víctimas está nuevamente embarazada.

La valoración médica los menores indica que tienen problemas de desnutrición. Dormían amontonados en cochones en el suelo de tierra.

Caso como estos son muy frecuentes dice la Psicóloga, sin embargo, las leyes y la falta de un plan de rescate a las víctimas es una deuda con la sociedad, puntualiza Quelal.

Botón volver arriba