JudicialLocal

Mujer fue hallada enterrada en el patio de la casa que arrendaba

La familia de Jessica Yadira Narváez, de 28 años, no sabía de ella desde el sábado 09 de julio. La reportaron como desaparecida, y aunque algo les hacía pensar en lo peor, nunca imaginaron que el hallazgo iba a ser tan trágico. Apareció enterrada en la misma casa que vivía con su pareja.

A alguien se le ocurrió escarbar en la tierra y fue ahí donde se produjo el macabro hallazgo la noche de este martes 12 de julio. Encontraron una mano. Ahí empezó el drama que duraría horas hasta que las autoridades de Policía y Fiscalía hagan su trabajo.

Momentos espeluznantes para unos, indignantes para otros, pero desgarradores para todos. El cuerpo fue rescatado con cuidado, tratando de conservarlo tal como fue sepultado, pero ya no había mucho que hacer.
Los hechos. Vecinos del lugar sostienen que las peleas eran constantes en el departamento que arrendaba junto a Héctor David S., hace cuatro meses en el barrio La Primavera en Ibarra. Ahora la policía lo busca hasta debajo de las piedras. Los vecinos del sector sospecharon cuando personas foráneas, empezaron a sacar las cosas de la casa que arrendaba la pareja. Esa fue la alerta que los llevó a ingresar al domicilio y empezar una tarea de Sherlock Holmes

Las partes del cuerpo fueron encontradas en el patio. Los Moradores se percataron que la tierra estaba floja, y eso los llevó a entrarle con todo; a pico y pala, no excavaron mucho para hallar lo que quedó de la víctima. Del sujeto no se conoce nada oficial, aunque la Policía dice que investiga el tema y que ya tiene avanzado el caso, pero prefiere mantenerlo en reserva hasta no dar con todos los implicados; es decir, el presunto femicida no actuó solo.

El drama

Por lo pronto el drama pasó en la morgue del hospital San Vicente de Paúl, pero muy posiblemente los restos tengan que ser trasladados a Esmeraldas, debido a que es el centro forense más cercano. Eso lo decide la Fiscalía. Mientras las investigaciones siguen su curso, el drama de una familia retumba en Ibarra. En las redes sociales la fotografía del presunto implicado empezó a circular, se hizo viral.

Los mensajes de solidaridad a la familia fueron acompañados de sutiles comentarios como: «Dónde estará esa gente que decía queremos paz, cuando nosotros estuvimos en el paro nacional ¿esto se llama paz?» «Una más a la triste lista de Imbabura, mi más sentido pésame a su familia» «¿Dónde están los de camisa blanca que marchaban por la dizque Paz? ¡Se les necesita! La Policía y los militares que nos echaron gas en el paro ¿dónde están?

La víctima deja un hijo menor de edad en la orfandad. Una familia destrozada y una Ibarra atemorizada por los casos de violencia que cada vez nos asemejan a ciudades donde la violencia ya es normal.

Botón volver arriba