ActualidadIbarra

Más 400 atenciones mensuales en Neonatología en hospital del Iess de Ibarra

El servicio recibe recién nacidos prematuros extremos, brindándoles los cuidados oportunos

El área de Neonatología del Hospital General Ibarra cuenta con un espacio físico que cumple con estándares de calidad y seguridad al paciente, además de un personal médico y de enfermería especializado que brinda una cobertura integral en el manejo adecuado de recién nacidos y a su vez garantiza a través de una tecnología de punta e higiene y salubridad que los menores no contraigan enfermedades por contagio.

En esta área se atiende de manera permanente a los menores durante las 24 horas del día, dispone de cuatro cunas para cuidados intensivos, tres para cuidados intermedios y tres para otras patologías. Por otra parte cuenta con una área estéril para preparar los medicamentos, lo que hace que la manipulación sea mínima para evitar la transmisión de enfermedades.

El servicio recibe recién nacidos prematuros extremos, brindándoles los cuidados oportunos como: colocación de vías centrales, administración de nutrición parenteral (NPT), manejo de sedoanalgesia, entre otros, esto a través de equipos tecnológicos a la vanguardia para salvar la vida de los neonatos.

Los profesionales de salud trabajan con el programa Plan Canguro, que es una técnica de atención al neonato y consiste en mantener un contacto piel con piel con la madre y sirve de estimulación para su normal desarrollo.

Alexandra, madre primeriza, ingresó por Emergencia, y a través de una atención oportuna tuvo a su bebé en esta casa de salud. «Agradezco la atención que me brindaron en el Hospital del IESS Ibarra, salvaron mi vida y la de mi hija, ahora mi pequeña cada día va mejorando más y más en el área de Neonatología», mencionó.

Por su parte Maritza M., líder de enfermería del servicio, indicó que se evita al máximo aplicar procedimientos invasivos como colocación de tubos endotraqueales en las vías respiratorias, en el estómago y hacer punciones venosas para tomar muestras, todo esto con el objetivo de reducir al mínimo las invasiones al recién nacido, ya que introducir un elemento extraño representa un riesgo debido a las escasas defensas y a sus debilidades.

Botón volver arriba