ActualidadMundo

Implacable sequía deja al descubierto barcos hundidos durante la II Guerra Mundial

Las naves aparecieron en el río Danubio y están equipadas con armamento, municiones y explosivos.

Más de 20 buques que participaron en la Segunda Guerra Mundial fueron divisados en el río Danubio el pasado sábado.  La mayoría están localizados a lo largo del tramo Este de Serbia.

Son gigantescas máquinas de muerte cargados de toneladas de armamento, municiones y explosivos. Su repentina aparición se produjo debido a la sequía que afecta a esta zona.

En marzo pasado, el Gobierno de Serbia había convocado a una licitación por 29 millones de euros, para que alguna empresa o corporación rescate y desmonte todo el material bélico de los buques, que significan un peligro para el tránsito marítimo. De hecho, las autoridades ya han reducido las frecuencias y rutas al 50%.

La peor sequía

El cementerio de barcos estuvo siempre ahí, pero hoy, la feroz sequía que soporta gran parte de Europa, permitió que quedaran a la vista, ya que el nivel de agua bajó a niveles impresionantes.

Los habitantes de la ciudad serbia de Prahovo, ya habían sentido esta experiencia anteriormente, pero nunca de una manera tan cinematográfica como. Los buques de la Alemania nazi pueden mirarse casi a la mitad de su estructura.

Pasajes de la historia de la Segunda Guerra Mundial relatan que incluso fueron los mismos alemanes, comandados por el contralmirante Paul Willy Zieb, quienes destruyeron más de dos centenares de barcos de guerra y de transporte, como una estrategia militar en su retirada en septiembre de 1944.

Lograron dos objetivos: evitar que las naves caigan en manos del Ejército Rojo que los encimaba e imposibilitaron el paso por ese tramo.

Después el conflicto, la Armada de la Unión Soviética rescató algunos buques, años después también lo hizo Rumanía. Eslovenia empezó el proceso, pero no lo ha concluido como es evidente.

Botón volver arriba