ActualidadLocal

Imbabureños parte de la disuelta Asamblea

La provincia tenía cuatro representantes de las filas de UNES, Pachakuitk, CREO y la Izquierda Democrática.

Los cuatro exasambleístas de Imbabura tienen algo en común: llegaron por primera vez a la Legislatura. Pero también comparten la misma pena: los mandaron a la casa antes de concluir el periodo para el cual fueron elegidos.

La primera en representar a esta provincia fue Pamela Aguirre, de UNES. Acompañada de un muñeco gigante de Rafael Correa recorrió Imbabura haciendo su campaña política. Fue la más votada de la provincia y así accedió al primer cupo.  

Caso similar el de Mario Ruiz, quien participó por el Movimiento Pachakutik y gracias al arrastre del candidato presidencial Yaku Pérez ganó un puesto en la Legislatura. Posterior a eso se distanció de la línea orgánica.

El tercero en volver es Luis Marcillo. Su historia es igual a la de sus dos colegas anteriores, el apoyo que consolidó Xavier Hervas, candidato presidencial por la Izquierda Democrática le significó su boleto a la Asamblea.

Finalmente, Patricio Cervantes del partido CREO, quien casi no entra, pese a haber sido el candidato de Guillermo Lasso, el ganador de la Presidencia del Ecuador.

De los cuatro, solo Aguirre y Ruiz tuvieron protagonismo en la Asamblea. La primera siempre desde la oposición y el segundo, autodeclarado parte de un denominado “grupo rebelde” de Pachakutik, es decir terminó alejado de la línea orgánica del movimiento con el que llegó.

Botón volver arriba