ActualidadLocal

Les devolvieron la esperanza a los agricultores

Gracias a una obra ejecutada por la Prefectura de Imbabura, los agricultores tienen mayor capacidad de producción en sus tierras, en donde cultivan maíz, trigo, cebada, fréjol, arveja y aguacate.

En el barrio Aloburo del cantón Ibarra, cerca de 100 hectáreas de tierras dedicadas a la agricultura disponen de agua de riego suficiente, un elemento vital para que haya una producción abundante y de calidad. La intervención de la Prefectura fue clave para que esto sea posible, pues, el organismo, bajo el liderazgo de su titular, Pablo Jurado, ejecutó el Proyecto de Rehabilitación de la Infraestructura Hidráulica del Sistema de Riego Rosauco Zapallo Pogyo, correspondiente a las captaciones de las quebradas Zapallo Pogyo, Rosauco y Chamanapamba; el Revestimiento de la Línea de Conducción Principal y los Ramales Pimán – Otavalillo; Rosauco; Aloburo; Chamanapamba; y, Otavalillo.

La obra figura entre las de mayor trascendencia en Imbabura. Tuvo un costo de 420.000 dólares, con lo cual se logró prácticamente mejorar una gran parte de este canal que permite aprovechar con mayor eficiencia el agua que proviene de las fuentes de las quebradas Zapallo Pogyo, Rosauco y Chamanapamba, ubicadas en la parte alta de la zona.  Ahora los agricultores están tranquilos y felices, porque sus tierras se volvieron más productivas, lo cual les significa a ellos mayores ganancias económicas.

Vicente Revelo, usuario del canal, relata que la rehabilitación de este sistema de riego fue gestionada desde hace 8 años, sin embargo, refiere que, desde el inicio, el Prefecto Jurado siempre estuvo atento a impulsar esta acción, con la confianza de que se trata de una inversión importante en favor del sector productivo, que genera ocupación a un centenar de familias de esta localidad.  “El apoyo fue constante, gracias a lo cual se construyó, en primer término, un estanque para almacenar el agua y luego se dio paso a la rehabilitación del canal, en los distintos tramos.

Cuenta además que, en la actualidad, quienes labran el campo se sienten seguros al sembrar porque saben que las cosechas están garantizadas. “Ya no nos preocupa que en tiempo de sequía nos falte el líquido vital, porque las obras que se han concretado nos facilitan el almacenamiento para cuando sea necesario. También tenemos el canal revestido para evitar la filtración, con lo cual el agua llega a los terrenos con un caudal adecuado”.

Gratitud

Este viernes 14 de abril se convirtió inolvidable para los pobladores. Dejaron en suspenso sus labores habituales para celebrar la culminación de una etapa importante, dentro del proceso de rehabilitación del canal principal de riego y los ramales vecinos. En este escenario, el Prefecto habló sobre los beneficios que significa operar en el mejoramiento de los canales de riego. “Esta es una tarea efectiva para que haya más trabajo, mayor producción, mayor movimiento económico y que la ciudadanía, en general cuente con alimentos sanos y de calidad a precios competitivos en los mercados”.

La viceprefcta Cristina Males, quien en los últimos 4 años, se encargó directamente de coordinar la gestión en el tema de Desarrollo Económico dijo estar feliz de haber contribuido a que este proyecto culmine con éxito. Enfatizó que el proceso para que esto sea una realidad obedece a la gestión de los agricultores y la visión de quien dirige el organismo provincial, al considerar que este tipo de obras traen consigo el desarrollo armónico del territorio y de sus habitantes.

Botón volver arriba