ActualidadNacional

Hijo de Vicepresidenta detenido por presunto tráfico de influencias

El escándalo salió a la luz tras allanamientos realizados por la Fiscalía este martes en Quito y Cuenca.

En un giro impactante de los acontecimientos políticos en Ecuador, la Unidad de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción de la Fiscalía General del Estado llevó a cabo nuevos allanamientos en Quito y Cuenca en la mañana de este 21 de marzo. Lo que sorprendió fue la detención de Francisco Sebastián B. A., hijo de la vicepresidenta Verónica Abad, en medio de una investigación por un presunto caso de tráfico de influencias en la Vicepresidencia de la República.

En una sorprendente y drástica acción, las autoridades procedieron a la detención de Francisco Sebastián B. A., quien es el hijo de la vicepresidenta Verónica Abad. Según las autoridades, Francisco Sebastián B. A. es objeto de una investigación por presunto cobro de diezmos en una entidad estatal, un escándalo que ha sacudido los cimientos del gobierno. La Fiscalía ha anunciado que la situación jurídica del detenido se resolverá en una audiencia de formulación de cargos en las próximas horas, mientras continúan las indagaciones sobre este caso de corrupción de alto perfil.

La Fiscalía, a través de sus redes sociales, comunicó el desarrollo de estas acciones, subrayando la ejecución de la orden de detención contra el hijo de la alta autoridad del Gobierno. Se espera que la situación jurídica de Francisco Sebastián se esclarezca en una audiencia de formulación de cargos programada para las próximas horas.

La detención de Francisco Sebastián B. A. sacude aún más el entorno político ecuatoriano, ya marcado por tensiones entre la vicepresidenta Abad y el presidente Daniel Noboa. Esta situación se suma a la controversia generada por la designación de la Segunda Mandataria como embajadora por la paz en Israel, un cargo que ha levantado críticas y ha evidenciado fisuras dentro del actual régimen.

Mientras tanto, Verónica Abad permanece en Israel cumpliendo con sus funciones diplomáticas desde diciembre de 2023, aunque su relación con el Gobierno de Noboa parece estar cada vez más tensa. En declaraciones anteriores, la Vicepresidenta había expresado su descontento con la gestión del Presidente y había anunciado iniciativas propias, lo que le valió advertencias de la Cancillería.

Con la detención de su hijo, la situación de Verónica Abad podría verse aún más comprometida, especialmente en un contexto político marcado por el caso Nene y la proximidad de las elecciones presidenciales.

Botón volver arriba