ActualidadNacional

Glas despierta de un profundo sueño

De acuerdo a los profesionales de la salud que lo atendieron, el exvicepresidente correísta se habría ingerido demasiados ansiolíticos.

El exvicepresidente sentenciado por casos de corrupción Jorge Glas fue trasladado al hospital Militar de Guayaquil. Según informes policiales, habría ingerido una combinación de medicamentos ansiolíticos, antidepresivos y sedantes, lo que resultó en una intoxicación que lo llevó al borde de un coma profundo autoinducido. Los acontecimientos se desencadenaron alrededor del mediodía del 8 de abril de 2024, cuando la Policía Nacional recibió una alerta desde la Cárcel de La Roca, en Guayaquil, donde Glas estaba recluido.

La situación médica del reo ha generado diversas reacciones. El expresidente Rafael Correa expresó su preocupación al enterarse del incidente. Por otro lado, la defensa de Glas emitió un comunicado denunciando presuntos atropellos a los derechos humanos y asegurando que su vida corre peligro.

Los hechos

El trasfondo de este suceso se remonta a la detención de Jorge Glas el pasado viernes, 5 de abril de 2024, en la Embajada de México en Quito. El político de la Revolución Ciudadana se había refugiado allí desde diciembre de 2023, cuando México anunció su intención de otorgarle asilo.

Sin embargo, antes de que esto se concretara, fue arrestado por equipos policiales. Tras una breve estancia en la Unidad de Flagrancia de Quito y una evaluación médica, fue trasladado a la Cárcel de Máxima Seguridad de La Roca, donde tenía pendiente cumplir parte de su condena por casos relacionados con Odebrecht y Sobornos, así como una orden de prisión preventiva por la reconstrucción de Manabí.

El traslado repentino de Glas al hospital marca un nuevo giro en esta compleja situación legal y política. La noticia sigue en desarrollo mientras se espera la evolución de la salud del exvicepresidente.

Botón volver arriba