ActualidadJudicialNacional

Exvicepresidente Jorge Glas es hospitalizado tras descompensación de su salud

Un parte policial señala que el militante del correísmo ingirió medicamentos en exceso, pero el Snai sostiene que su estado de salud se debe a que no ha comido.

En un nuevo giro en la saga legal que rodea al exvicepresidente Jorge Glas, este lunes 8 de abril, se reportó que fue llevado de urgencia al hospital Naval de Guayaquil tras sufrir una descompensación de salud debido a la falta de ingesta de alimentos. Según un comunicado emitido por el Servicio de Atención a Privados de la Libertad (Snai), Glas se negó a comer durante las últimas 24 horas, lo que habría provocado su estado de salud actual.

El comunicado del Snai no mencionó específicamente el consumo de medicamentos por parte de Glas, a pesar de que un parte policial revela que el exvicepresidente habría ingerido ansiolíticos, antidepresivos y sedantes durante su estadía en «La Roca», cárcel de máxima seguridad, construida para recluir a delincuentes de alta peligrosidad.

La defensa jurídica del exvicepresidente del correísmo ha expresado su preocupación por la vida del reo, afirman que su vida corre peligro. Glas, quien enfrenta dos sentencias por casos de corrupción y una orden de prisión preventiva por un tercer proceso en su contra, ha sido blanco de una intensa atención tanto a nivel nacional como internacional, pues su captura en la embajada de México desató una reacción mundial.

Cabe recordar que Jorge Glas fue capturado en la embajada mexicana con sede en Quito, en un operativo sin precedentes, lo que generó una crisis diplomática entre Ecuador y México. El exvicepresidente había recibido asilo por parte del gobierno mexicano, país que también alberga a más de una decena de correístas militantes del partido Revolución Ciudadana, al que pertenece Glas.

El estado de salud de Jorge Glas, en medio de su encierro y procesos judiciales en curso es estable según el comunicado del Snai, aunque no se ha dado detalles sobre su tratamiento médico en el hospital Naval de Guayaquil.

Botón volver arriba