Local

Encuentran osamentas en fosas clandestinas

Se presume que en este sector son arrojados los cadáveres de las víctimas de la guerra que libran las bandas de narcotráfico.

Los moradores del Guasmo no lo podían creer. Asombrados observaron como especialistas de la Unidad de Muertes Violentas (Dinased), hurgaban entre un manglar conocido como Punta Arrecha, al Sur de Guayaquil. Ahí encontraron tres fosas clandestinas.

Henry Herrera, jefe zonal de la Dinased, señaló que encontraron seis osamentas. Tres en un hueco, uno en otro y dos en el tercero.

“Están tres alineados como en un cementerio, en el mismo orden, uno junto al otro”, reveló la tarde del pasado martes 2 de agosto del 2022. Al lugar solo se puede llegar por canoa. El sitio está rodeado de maleza, casi inexplorable.

Las fosas habían sido cavadas en un rango de 10 metros cuadrados. Ahí fueron depositados los cadáveres, de los cuales hoy existen solo partes de sus estructuras óseas.

“De acuerdo a los indicios o a las reducciones esqueléticas se estiman que serían de unos tres meses hacia tres años en adelante”, sostuvo Víctor Zárate, comandante Zonal de la Policía.

Científica

Ahora viene el proceso técnico y científico para identificar los restos hallados. Carlos Perugachi, jefe de Laboratorio de Criminalística de la Policía, pide que quienes tengan un familiar desaparecido, se acerquen para poder realizar los respectivos perfiles genéticos.

Precisamente este descubrimiento se produjo gracias a las investigaciones realizadas por la Policía, en torno a la desaparición de Jonathan Bedoya, de 26 años, quien se presume fue asesinado y arrojado en esta zona.

Solo en Guayaquil, Durán y Zamborondón hay 105 personas desaparecidas. Hay la sospecha de que fueron víctimas de la guerra que se libra entre las bandas por controlar este sitio, considerado estratégico para sacar la droga por el mar.

Botón volver arriba