ActualidadNacional

Emergencia en La Gasca

Rescatistas enfrentaron una dura tarea para evitar un colapso mayor. Sin embargo, los habitantes aseguran que no se trabajó en medidas de prevención.

Este martes 02 de abril de 2024, La Gasca, en Quito, enfrentó un desafío familiar pero temido: el desbordamiento de la quebrada El Tejado, reavivando los recuerdos de una tragedia reciente. Dos años después del devastador aluvión de 2022, la comunidad se movilizó nuevamente ante la amenaza de la naturaleza.

El desbordamiento repentino de la quebrada El Tejado, en el mismo lugar donde dos años atrás un aluvión impactó La Comuna y descendió por las calles de La Gasca, desencadenó una situación de emergencia que puso en alerta a toda la población.

Grandes rocas y troncos fueron arrastrados por la furiosa corriente, obstruyendo tramos de la quebrada y generando preocupación por la seguridad de los residentes, quienes rápidamente evacuaron sus hogares al percatarse de la magnitud del evento climático.

En respuesta a la emergencia, los equipos de las unidades de rescate se activaron. Bomberos, Policía Nacional, Agencia de Tránsito en colaboración con diversas instituciones, desplegaron una operación de rescate y limpieza en La Gasca. Más de 125 uniformados se movilizaron para evacuar a las personas afectadas y remover los escombros que amenazaban con bloquear las vías de acceso y complicar las labores de rescate.

De manera preliminar se ha confirmado el rescate de 16 niños de un centro infantil por equipos tácticos, quienes fueron puestos a buen recaudo sanos y salvos. Además, personal policial se distribuirán en todo el sector para la evacuación del resto de personas que aún permanecen en sus viviendas.

Por su parte la Alcaldía de Quito proporcionó un contingente de 35 personas de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop), quienes utilizaron maquinaria pesada para ayudar en las labores de limpieza.

Sin embargo, a pesar del rápido accionar de las autoridades, el desastre cobró una víctima mortal: un motociclista que fue arrastrado por las aguas y golpeó contra una estructura. Este trágico suceso conmocionó a la comunidad y reavivó el reclamo de los residentes por un mayor mantenimiento y prevención en las quebradas del sector para evitar futuras tragedias.

El presidente Daniel Noboa expresó su solidaridad y compromiso mediante sus redes sociales, asegurando el despliegue de equipos de rescate y la activación de brigadas de ayuda en la zona afectada. Asimismo, la Alcaldía de Quito brindará apoyó con personal y maquinaria para las labores de limpieza y reconstrucción.

No obstante, queda latente la necesidad de una acción preventiva más contundente por parte de las autoridades competentes para proteger la seguridad y el bienestar de los habitantes de La Gasca y sus alrededores, quienes aún viven bajo la sombra de la tragedia.

Botón volver arriba