ActualidadJudicialLocal

El Olivo Alto testigo de una tragedia matutina

Un automóvil se accidente en la vía al Arkángel, sector El Olivo Alto. Cuatro ocupantes resultaron heridos, uno de ellos salió por sus propios medios y desapareció. Los otros tres se quedaron a esperar la ayuda de los rescatistas. Tenían aliento a licor.

En la tranquila mañana de este viernes 14 de junio, a las 08h26, la calma del sector El Olivo Alto en la vía al Arcángel se vio abruptamente interrumpida por el estruendo de un siniestro de tránsito. Un vehículo, que circulaba por esta vía, perdió el control y se precipitó por una pendiente de aproximadamente 100 metros.

Tras estrellarse violentamente contra una piedra, el automóvil se volcó, terminando en la vía inferior. Este dramático evento no solo sacudió a la comunidad local, sino que también movilizó de inmediato al Cuerpo de Bomberos de Ibarra.

Según el relato de uno de los ocupantes del vehículo siniestrado, cuatro personas se encontraban a bordo al momento del accidente. El conductor, en una reacción desesperada, logró salir, y dejar abandonados a sus tres compañeros heridos en el lugar. Estos pasajeros, a pesar de las lesiones y el impacto del accidente, lograron salir del vehículo con la ayuda de transeúntes solidarios que estaban en las cercanías.

La respuesta de los equipos de emergencia llegó. El Cuerpo de Bomberos de Ibarra desplegó una unidad de rescate y dos ambulancias para brindar la atención prehospitalaria necesaria. Un tanquero también fue movilizado para baldear la calzada, asegurando así que la vía quedara libre de peligros adicionales. A este esfuerzo se sumó una ambulancia del Ministerio de Salud Pública, la cual se encargó de la atención de uno de los heridos.

En el caos y la confusión del momento, los paramédicos del Cuerpo de Bomberos notaron un detalle inquietante: dos de los tres pacientes atendidos presentaban un aliento con olor a alcohol, lo que sugiere que podrían haber estado bajo la influencia de bebidas alcohólicas al momento del incidente. Los heridos, que sufrían diversos traumas, fueron rápidamente trasladados a un centro de salud cercano para recibir la atención médica que su condición demandaba.

Este accidente, que dejó asustada a la comunidad de El Olivo Alto, sirve como un sombrío recordatorio de los peligros de los accidentes de tránsito en estas condiciones. Las autoridades del Cuerpo de Bomberos de Ibarra han reiterado la importancia de adherirse a las normas de tránsito y de conducir con responsabilidad. La tragedia de hoy podría haber sido evitada, y el llamado a la reflexión es claro: la seguridad en las vías es una responsabilidad compartida por todos.

Botón volver arriba