ActualidadJudicialLocal

Dos accidentes de tránsito sacuden la autovía Otavalo – Ibarra en Bellavista: dos heridos y considerables daños materiales

En los dos casos los conductores, presuntos causantes de los hechos fueron señalados por los afectados porque presumían que estaban bajo los efectos del alcohol.

En una serie de eventos impactantes, dos accidentes de tránsito casi simultáneos ocurrieron en la autovía Otavalo – Ibarra, específicamente en el sector de Bellavista, alrededor de las 21:00 de este 13 de abril. Los incidentes, caracterizados por choques en cadena, dejaron a dos personas heridas y múltiples vehículos severamente dañados.

El primer incidente tuvo lugar cuando el foco del semáforo estaba en rojo, y varios vehículos aguardaban su cambio a verde para continuar su trayecto. En una secuencia de impactos en cadena, un vehículo golpeó a otro, desencadenando una reacción en seguidilla, que involucró a un total de cuatro automóviles. Este tipo de accidente, conocido como «por alcance», resultó en lesiones para dos personas: un joven de 24 años y una chica de 23. El conductor responsable fue detenido en el lugar de los hechos para ser interrogado por las autoridades pertinentes.

Mientras tanto, a escasos 50 metros del primer incidente, otro choque similar estaba ocurriendo. Un hombre que conducía un vehículo de marca Chevrolet, de color rojo, chocó contra otro automóvil, provocando una cadena de colisiones que involucró a tres vehículos en total. Afortunadamente, este segundo accidente no dejó heridos, pero los daños materiales fueron considerables.

Los airbags de algunos vehículos evitaron que la tragedia se tiña de sangre en los dos accidentes.

Lo que añade un giro intrigante a esta serie de eventos es la identidad del presunto autor del segundo accidente. Según testigos, el conductor responsable era un miembro de la Policía Nacional, aunque en ese momento se encontraba vestido de civil. Esta información, será objeto de una investigación exhaustiva por parte de las autoridades.

Ambos accidentes causaron un gran caos en la autovía, resultando en el cierre parcial de la Panamericana en ese tramo en dirección sur-norte durante aproximadamente media hora. Los equipos de rescate y la Policía Nacional trabajaron arduamente para atender la emergencia y restablecer la circulación de manera segura.

Hasta el momento de cierre de esta edición, no se había realizado pruebas de alcoholemia a los conductores implicados, aunque los afectados aseguran que estaban bajo los efectos del alcohol. Esta información será crucial para determinar las responsabilidades y las acciones legales que se tomarán en relación con estos incidentes, pues los afectados mostraron su indignación al notar la ausencia de este procedimiento en los dos percances viales.

Botón volver arriba