ActualidadLocalNacional

¡Cuidado con los productos naturistas!

Varios centros que expenden este tipo de compuestos, brebajes, ungüentos y más, fueron el blanco de un operativo de la Arcsa.

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) retiró del mercado gran cantidad de productos naturistas que eran expendidos sin contar con los registros en regla en Tulcán, provincia del Carchi.

Fue un operativo que tomó por sorpresa a los centros naturistas que funcionan en esta ciudad fronteriza con Colombia. Juan Valdivieso, habitante del lugar comenta que al estar cerca del vecino país, llegan productos también desde allá.

“Venden de todo: para la caída del pelo, para el dolor del cuerpo, para la gripe, hasta para los problemas del amor. Hay remedios para todo”, enfatiza. La venta de estos productos parece algo común.

Los propietarios de estos lugares no contaban con que la Arcsa los tenía en la mira. Con el apoyo del personal de la Unidad de Delitos Aduaneros y Régimen de Desarrollo de la Policía Nacional (UDAR), analistas de la Coordinación Zonal 1 de la Arcsa inspeccionaron centros naturistas de la ciudad de Tulcán, con el objetivo de revisar el cumplimiento de la normativa sanitaria en los productos naturales de uso medicinal.

Revisaron cada rincón de ocho establecimientos. Las sorpresas empezaron a aparecer. Más de 900 productos irregulares, unos con registro sanitario caducado y otros sin la debida certificación sanitaria, por lo que se sospecha que habrían ingresado de contrabando al país. Todo fue retirado por los agentes de control.

Peligro

“Como resultado de este trabajo articulado, se logró retirar del mercado nacional estos productos que no cumplen con la normativa sanitaria, evitando un perjuicio al Estado por alrededor de 10 mil dólares, pero, sobre todo, precautelando la salud de los ciudadanos que podrían consumirlos”, dijo Marlon Valencia, líder Técnico de Arcsa en Carchi.

Hay más

Pero no es el único operativo. En lo que va de agosto, este es el tercero. En el primero fue revisada una planta procesadora de lácteos, la cual fue clausurada hasta que cumpla con las recomendaciones realizadas.

Luego fue el turno para los locales que venden alimentos y fármacos. Según el reporte de la Arcsa, se decomisaron 650 productos, con un valor de más de mil 500 dólares en el primero caso y 1.370 cajas de medicamentos valorados en seis mil 400 dólares, en el segundo.

Todo esto va a las bodegas de la Policía y luego a su destrucción. El Arcsa recuerda a la población que puede ser parte del control sanitario, reportando las irregularidades a través de la aplicación Arcsa Móvil, disponible gratuitamente en Play Store y Apple Store.

Botón volver arriba