ActualidadJudicial

Cayeron con el viejo truco de transportar droga en un doble fondo

El ponerles un doble fondo a los camiones, cabezales y hasta a los automóviles es una de las prácticas más comunes para transportar droga.

Operativo “Lexus” es el nombre del proceso que le pusieron los miembros del Centro Regional de Adiestramiento Canino, CRAC, de la Subzona Imbabura, a la operación que evitó el tráfico de droga a gran escala. En el mismo se logró el decomiso de 708 kilos de clorhidrato de cocaína. El ciudadano José Hernando B. (64) fue detenido.

El hecho ocurrió la tarde del sábado 16 de marzo, los policías antidrogas del CRAC, en el control integrado de Tababuela, a 20 minutos de Ibarra, hicieron parar la marcha de un vehículo tipo cabezal con remolque que cumplía la ruta Tulcán-Quito. Con apoyo del can detector de droga “Sara” revisaron el automotor, en el piso de la plataforma dio alerta positiva.

Ahí empezó el trabajo de los uniformados. La minuciosa inspección dio como resultado el descubrimiento de un doble fondo en el piso del automotor, una especie de caleta. Con una herramienta mecánica abrieron el piso metálico, encontraron 710 paquetes tipo ladrillo envueltos con cinta de embalaje con una sustancia color blanco que fue sometida al análisis químico.

El resultado fue positivo para clorhidrato de cocaína con un peso neto de 708.864 g (708.8 kilos) de estupefaciente. El conductor del vehículo fue aprehendido, puesto a órdenes de la autoridad competente y trasladado al Centro de Detención Provisional de la cuidad.

El coronel Armando Padilla, comandante Subrogante de la Subzona Imbabura, informó que la sustancia decomisada, en el mercado europeo tendría un valor aproximado de 50 millones de dólares.

Botón volver arriba