ActualidadJudicialNacional

Material minero que estaba custodiado por la Agencia de Regulación Minera desapareció

Una investigación del periódico Expreso devela un sinnúmero de hechos que llevan a sospechar hechos de corrupción al interior de la Arcom.

Un presunto caso de corrupción salpica a autoridades de la Agencia de Regulación y Control Minero, aunque no serán las únicas. La publicación de un reportaje del diario Expreso dejó a la luz un faltante de material aurífero que estaba bajo custodia, fruto de los decomisos a mineros ilegales, realizados en Buenos Aires, parroquia ubicada en el cantón Urcuquí, provincia de Imbabura.

“Dos camiones cargados de material mineralizado (roca con oro) salieron de las bodegas de la Agencia de Regulación y Control de Energía de Ibarra sin custodia militar, a las 01:00 del 25 de septiembre. Cuando los conductores se percataron que una patrulla los seguía aceleraron y trataron, sin éxito, de huir. Los policías a cargo del operativo les solicitaron los documentos que autoricen el traslado de la valiosa carga. Pero ninguno de los choferes justificó”, publica el medio de comunicación en su portal web.

La nota sacudió a las principales entidades relacionadas en Imbabura. Aunque nadie dijo nada. Intentamos hablar con el gobernador de Imbabura, Alonso Chalampuente, pero no obtuvimos respuesta. No es la primera vez, Chalampuente le huye a la prensa que le hace preguntas incómodas.

“El protocolo exige que la salida debe hacerse con custodia militar o policial, pero en este caso había una camioneta particular que sospechosamente daba la seguridad. El guardia a cargo de la bodega tampoco pudo presentar la autorización para la salida de los camiones”.

Esto solo lleva a pensar una cosa: un presunto caso de robo de material impregnado con metales de alto valor como oro y cobre. “Pero lo más extraño fue que en el lapso de 30 minutos, los sospechosos consiguieron una serie de documentos para justificar el movimiento de carga y lograron que los funcionarios de la Agencia de Regulación influyan por ellos, indica el parte.

«Un especialista de Regulación Legal Minera presentó dos memorandos y luego llamó a la especialista en Registro Minero, quien, según la Policía, pidió que los dejaran en paz», publica Expreso.

Todos lo saben, nadie lo dice

Para nadie es desconocido que una parte del material que es incautado, luego desaparece de las bodegas estatales. “Hoy, la Contraloría documenta este problema en el informe con indicios de responsabilidad penal DPI-0013-2022. La auditoría sostiene que de los centros de acopio han desaparecido 228,24 toneladas de rocas que contienen gran cantidad de oro y plata. En el estudio del Instituto de Investigación Geológico y Energético se estimó que esas toneladas perdidas contenían 706,25 onzas de oro. “Y, conforme el precio del oro, al 31 de agosto de 2020, el valor económico referencial es de 1’382.378 dólares”.

Un vergonzoso escándalo que recorrió las más altas esferas de la provincia. Abonando a la ya demacrada imagen del ministro de Energía y Minas, Xavier Vera, que es investigado por la Fiscalía, por el presunto delito de cohecho.

“Lo que sí se conoce es que desde 2021, la Fiscalía abrió un expediente por el delito de alteración de evidencias. Dentro de las bodegas de Ibarra, la agencia tenía bajo su custodia 2.021,64 toneladas de material aurífero, hasta agosto de 2020. Un informe técnico de la Dirección de Control Minero señala que para el 29 de abril de 2021 lo hallado es de 1.793 toneladas, sin que hasta este año se conozca el destino y uso del material desaparecido”, forma parte de las revelaciones.

No se pierda mañana más revelaciones y a quienes podría involucrar en esta ´poca de campaña electoral…

Botón volver arriba