ActualidadJudicialLocalNacional

14 días sin rastro de Fernando

Un joven de 24 años salió de Quito el 4 de octubre con dirección a Ibarra, pero nunca llegó a su destino.

Vicente Fernando García Pantoja se convirtió en una víctima más de la ola de inseguridad por la que atraviesa la provincia y el país. El 4 de octubre de 2022, el joven de 24 años de edad, salió desde Quito con destino a la ciudad de Ibarra. Tenía planeado reunirse con sus amigos, pero nunca llegó.

Lo que se conoce

La tarde de ese martes, Fernando se despidió de su madre aproximadamente a las 16:45 y salió con destino a Ibarra. Iba a reunirse con un grupo de amigos cercanos.

Llegó la noche y de Fernando ni rastro. Sus amigos desesperados empezaron el rastreo. Llamadas y llamadas; familiares, amigos, conocidos, nadie pudo dar razón de él. De eso ya van 14 días sin saber nada del joven imbabureño.

Lo que al momento se ha podido conocer es que presuntamente llegó hasta Natabuela, parroquia rural del cantón Antonio Ante, provincia de Imbabura. En su familia hay esperanzas de encontrarlo, aunque hasta ahora no se sabe qué título darle al caso; ¿secuestro? No se podría afirmar todavía eso, porque nadie ha llamado para pedir un rescate.

¿Un accidente? No, pues ya encontraron el automóvil en el que se trasladaba. Un BMW color azul. El costoso automotor apareció en el sector del estadio Olímpico de Ibarra.

Pero hay algo más. Su celular, del que nunca se desprendía, fue encontrado en una hacienda en Urcuquí, otro cantón de la provincia.

Investigación

Ahora el caso ya está en manos de la Fiscalía y la Policía Nacional y sus unidades especializadas. Una abogada ya tiene el caso en representación de la familia.

Los expertos trabajan con los rastros que han encontrado en el camino, que no es mucho, pero que ayudan. Secuestro o desaparición involuntaria, son dos posibilidades que están sobre la mesa en la que se intenta armar el caso.

¿Quién es Fernando García?

Familiares y amigos califican a Fernando como un joven alegre, emprendedor, independiente y tranquilo. Aparentemente sin enemigos ni conflictos personales.

Las investigaciones se realizan guardando la prudencia necesaria. La reserva de las fuentes es clave. Por eso piden a quienes conozcan algún tipo de información que pueda aportar al trabajo de los especialistas, lo hagan saber llamando al ECU 911 o personalmente acercándose a la Policía o a la familia.

Sus amigos han emprendido una campaña en redes sociales con la fotografía de Fernando, acompañado del hashtag #TeQueremosDeVueltaFer.

Botón volver arriba